Redacción Noticias 19 enero, 2020

CABA, VENEZUELA Y FINAL. Los medios anuncian un recorte de la coparticipación para C.A.B.A. Lo haría el Presidente por decreto. Se habla de treinta y cinco mil millones de pesos menos. No es sorpresa. La idea venía anticipándose desde las usinas “K”. C.A.B.A es el último bastión anti peronista que queda en el país y van por él. Además, Larreta es uno de los presidenciables. Seguramente en una operación de pinzas, veremos que a esto le seguirán acciones de todo tipo para esmerilar el búnker central del PRO. Paros salvajes de los Metrodelegados porque no les gusta el rosa rococó con los que decorarán los baños nuevos que reclaman, (mientras militan la estatización del subte) paros de los gremios docentes porque en los comedores no les brindan trufas y queso Brise para la liberación, a los niños o porque no se exhiben los dibujos de Zamba recargado; Paro de manteros senegaleses, de recolectores de residuos, cortes y piquetes de los muchachos de “grabuá”, toma de terrenos fiscales, usurpación de casas, aumento de la inseguridad con algún crimen resonante incluido, en fin, lo que sea necesario para limar al jefe de gobierno y capturar territorio. Algunos cometen el error de creer que el famoso ” Vamos por todo”, es un recuerdo lejano sin percibir que se encuentra en plena vigencia. Los despidos de personal no político, los nombramientos masivos de militantes, la voracidad por los cargos y las cajas estatales, resultan una estrategia ejecutada con suma rapidez y total precisión. Ya no vivimos en democracia. Estamos en un régimen. Uno de formidable corrupción, dispuesto a robarse lo que queda y enfocarse en hacer lo que sea necesario para tener el control total de la situación política, siguiendo el rumbo de Cuba y Venezuela. Lo llamativo es el silencio de la oposición ante el evidente accionar destructivo que conlleva esta deriva totalitaria y la dificultad a futuro para enfrentarla y erradicarla. (61 años de poder en Cuba, 25 en Venezuela.) A excepción de Patricia Bullrich, Miguel Pichetto y en un par de temas puntuales Guillermo Dietrich, los dirigentes de JxC se mantienen en un atronador silencio mientras sectores de la sociedad comienzan a dividirse entre los que alientan una rebelión inorgánica y aquellos que hacen largas colas para completar los papeles que les posibiliten emigrar antes de que resulte demasiado tarde. Las nuevas autoridades uruguayas viendo el panorama en nuestro país, se aprestan a tomar medidas que faciliten no solamente la radicación de depósitos y compra de propiedades, sino de negocios y personas. La diáspora ya comenzó. Los anuncios de empresas que dejan el país son diarios, lo mismo que el freno a inversiones proyectadas con anterioridad. A esto le seguirán los técnicos y profesionales y finalmente, el ciudadano de a pie que no quiere repetir la frustración de sus padres y abuelos. La falsa progresía nacional, tan corrupta y amoral cono la dirigencia que han votado, hará realidad su sueño: los “Chetoslovacos”, emigrarán (los que puedan) o se sumarán al asistencialismo estatal una vez que su derrumbe sea definitivo. Tendrán todo el país para sí y el dominio absoluto. El tema de lo que viene luego, lo vemos a diario en Venezuela. Ya no queda nada por rapiñar. Solo medrar con el narcotráfico y el terrorismo internacional, mientras se entrega territorio, riquezas inexplotadas y soberanía, a cambio de seguir siendo la cara de la dictadura disfrazada de ideología a la vez de continuar masacrando al pueblo mientras abultan sus bolsillos. Si alguien piensa que esto no pasará en la Argentina, le comento que ya, está sucediendo. Le sugiero que compare lo que era el país hasta octubre y lo que es hoy. Algunos ingenuos apuestan a “que les estalle su propia bomba en la cara”. Se esperanzan en la hiperinflación que ya asoma en el horizonte y que una vez, tierra arrasada, ( famosa tierra arrasada por unos y otros) el “pueblo” reaccione y la casta corrupta desaparezca. ¿Acaso ha sucedido en Cuba? ¿Le preguntamos a la oposición Venezolana como les fue con pensamientos similares? 7.000 muertos más un tendal de torturas y desapariciones según el informe Bachelet y Maduro sigue hablando con el pajarito y Diosdado Cabello le dice a nuestro presidente que su poder es prestado y llama idiota a nuestro canciller. Lo he dicho muchas veces. Esta vez nadie puede decir que le mintieron. Casi el 50 % de la sociedad votó esto que vivimos (y lo que vamos a vivir) porque somos una sociedad tan corrupta y venal como quienes nos representan. Tendremos al fin entonces, el destino que nos merecemos.