Redacción Noticias 29 agosto, 2019

“Milito desde muy joven en política y está película la he visto varias veces. Enterado de la metodología que se utilizó para el armado de las lista, y remontandome a ocho meses atrás, cuando se hicieron mediciones en Mar del Plata, y le daba un muy buen número a la candidata de la UCR, en Juntos por el Cambio, Vilma Baragiola, con más de 24 puntos. Y a partir de ese momento empezó a darse una situación bastante irregular, el desembarco de Guillermo Montenegro, el candidato de Vidal, supuestamente para acompañar la candidatura de Baragiola. Que no fue lo que termino sucediendo, con el transcurrir de los meses, se consolida la pre candidatura de Montenegro, con todo el apoyo de la provincia, más los importantes recursos económicos que le proporcionaron en dos meses, supera de esta manera a Vilma y queda relegado ante la candidata del Frente de Todos, Raverta, en las elecciones PASO de agosto. Por otro lado, haber dejado sin posibilidades de competir al Dr. Arroyo, el actual intendente, dentro del frente Cambiemos, producto de la influencia de los craneotecos de los armadores, Owen Fernández y Alex Campbel, hizo que participara sin la boleta oficial, y esa circunstancia ayudó a maximizar el perjuicio en el arrastre de votos a Nacion y Provincia. Todo esto dejó un sabor amargo a Baragiola y su equipo, dejó heridos, y no pasa por un encono personal, es que por segunda ves sucede lo mismo. 

A poco menos de secenta días de la eleccion, creo que no es momento de pasar facturas en este sentido, insisto que esto es una expresión personal, una visión de una realidad Marplatense que dejó un sabor amargo. Los armadores políticos de Juntos por el cambio, más precisamente los del Pro, Owen Fernández y Alex Campbel, no son armadores , son desarmadores, todos muchachos de raros apellidos, que salieron del Neuman y que poco conocen, en cuanto a trabajos de territorios y militancia, son muy técnicos, pero de trato con la gente y sensibilidad cero. Y lo que más bronca da, es que, en 2015 veníamos a cambiar la política y terminamos haciendo exactamente lo mismo que el Kirscknerismo, en cuanto a la forma de hacer política, hoy ambos premiados con el primer lugar en las listas de Diputados y Senadores provinciales, respectivamente. Y sigo sosteniendo que, los números de las PASO ya los tenían y estas, como muchas otras candidaturas son la válvula de escape y permanencia en el esquema político, es como que me subo al tren porque se me va…y no por haber hecho las cosas bien, ni por mérito, solo porque son del riñón de María Eugenia Vidal. 

Ahora hay que hacer un meaculpa, y corregir todas las cosas que hicimos mal, por la mala gestión, acompañe desde el comienzo a esta alternativa de cambio.

En un momento de debilidad del gobierno, fomentaron internas en muchos distritos, como en Miramar por ejemplo, pudiendo haberse evitado, la birome de Vidal impuso un candidato que abrió mayores heridas, que beneficios.”

Share via
Copy link
Powered by Social Snap